Próximos eventos

más eventos
Entrevistas

Flor Paternoster: Rock y Diseño

Estaba en duda si llevar preguntas escritas o no. Opté por dejar el anotador en mi casa, quise sorprenderme. Nunca me había puesto a pensar sobre la compatibilidad del diseño, la moda y el rock. Habíamos pactado juntarnos a las 18. Llegué unos minutos tarde, el colectivo era tan lento como una estatua.

domingo, 10 de agosto de 2014
  • Twitter
  • Google Plus
  • Facebook

Nos presentamos y me ofreció mate, lo rechacé, no me gusta. Flor fusiona el diseño con el rock, por ende saqué la conclusión de que sí son compatibles. Ella hizo el vestuario de la banda local Científicos del Palo. Sí, el del disco “La histeria argentina”. También trabaja con Salta la Banca. Les cuento que su amor por el diseño salió a la luz cuando Flor era una niña. Dibujaba vestidos y su abuela los confeccionaba para las muñecas. “A los 7 años dije que quería ser diseñadora de moda. Cuando fui adolescente me di cuenta que está mal usado el término porque uno no diseña moda. En cambio, podés imponer moda a través de un diseño”. Me llamaba la atención cómo comenzó a entrelazar estas dos ramas, cómo le nació hacer ropa de rock. “Creo que la vestimenta es una forma más de comunicar, es una segunda piel que se expresa”, relata con firmeza y agrega que tuvo su primera marca, “Loca Yo”, durante 6 años y vio como interesante agregar frases de rock a las remeras, era algo que hasta ese momento nadie lo había hecho. “Está re bueno cuando te sentís identificado con una frase de una banda, poder llevarlo con vos. Algunos se lo tatúan y otros lo plasman en la ropa”. Flor dice que nada fue premeditado, todo surgió. “Tuve suerte. La gente usaba la clásica remera de recital: Cuello redondo, jersey, unisex (en su mayoría masculinas), el logo de la banda y en la espalda la fecha impresa. No se veían con frases”. Ante esa pantalla, decidió romper esa tendencia y creó una vestimenta más sofisticada. “Me pareció copado hacer una remera que se pueda usar todos los días o para salir, una que la podés combinar y crear un outfito un look con la que te sientas identificada y en tu lugar”. “Uno no asocia. Incluso cuando empecé, mucha gente me decía que el diseñador no escucha rock nacional, se nos asocia con lo internacional”, declara y continúa: “Yo odio las frases en inglés, por más que sea de The Beatles que tienen mil canciones espectaculares. No me va la remera en inglés, banco el español y trato de comunicar eso”. Empezó con rock viejo, las primeras fueron de Charly García, FitoPeaz y Los Redonditos de Ricota. Buscó frases que sean más que palabras. “Todo nace de dos pasiones: El rock y el diseño”. Ya es momento de que nos cuente cómo surgió trabajar con las bandas. Arrancamos con Científicos del Palo: “Yo era de esas loquitas que juntaba a todos en una combi para viajar y seguirlos en las giras. Conocí al manager, él sabía que era diseñadora, estaba al tanto de lo que hacía y me contactó para plantearme una idea, querían saber si me animaba”. Esa propuesta era, nada más ni nada menos, que hacer el vestuario para presentar “La histeria argentina”. “Yo estaba feliz. Es hermoso porque más allá de la satisfacción que le puede dar a cualquier persona hacer lo que le gusta, tenía el ingrediente de hacerlo con quienes admiro”, confiesa la diseñadora. Flor asegura que esa “pequeña” participación en la banda suma mucho en su experiencia y en su carrera. “Ver a Científicos en la Plaza el 25 de mayo, fue zarpado”, comenta con orgullo abrazada al mate. -A la hora de la confección ¿Te fue difícil?- -Los chicos en un principio eran muy reacios con respecto al vestuario, tenían miedo de ser boludeados. Es moneda corriente que el público los gaste, pero no querían ser el hazmerreír. Intenté hacer el vestuario lo más parecido posible a los próceres argentinos. Quise que se vistieran de pies a cabeza, pero no se animaron. Por suerte pude convencerlos hasta la parte de arriba, las chaquetas y sombreros. Hubo muchos requerimientos que tuve que tener en cuenta: Los movimientos, las posturas y las distancias del público al escenario. Debían ser prendas transportables, la tela no se tenía que arrugar y no ser calurosa. Adoré hacer este trabajo.- Si hacemos una cronología del rock, se puede notar como gran cambio la estética de los músicos y de los shows. Flor estuvo de acuerdo con lo que dije: “Hace 10 o 15 años atrás la ideología era que el rockero era sucio, plasmaba esa imagen grunge, relajado. Hoy se ve en muchas bandas una especie de imagen corporativa, intentan mostrar un mismo lenguaje a la hora de presentarse”, y asegura que, a pesar de ese cambio, aún son pocos los que tienen un vestuario determinado, o que acompañen el mensaje que están transmitiendo con la indumentaria. Como ya nombré, también trabaja con Salta la Banca. “Los empecé a escuchar en el 2011. A través de un conocido conseguí el Whatsapp del manager. Me presenté, le mandé muestras de mis trabajos, me dijeron que si, y arranqué hace un año y medio”. ¿Qué hace? Bueno, ella diseña las remeras oficiales. Las del recital no, sino las que tienen frases. Ahora está preparando todo para el 24 de octubre en el Luna Park. “Tengo varias ideas para presentarles, no sólo remeras”. En un principio Flor proponía frases para usar y Salta la Banca filtraba. “Recuerdo cuando me mandaron el crudo de ‘Visceral’, era un Word de las letras, fue genial”. “Ya tenemos 30 modelos con frases distintas tanto para hombre como para mujer. Una de las más vendidas es ‘Al que no abre la cabeza no le crece el corazón’ que es unisex”, responde. Llegó Jimena, quien luce todas las prendas que diseña su hermana. Calienta el agua y me pregunta si quiero, antes de que le diga “no, gracias”, Flor le dice que soy rara, que no tomo mate. Eso fue un puntapié para que bromeen sobre mis gustos culinarios. Retomamos la charla. Me cuenta que hace muy poco lanzó una nueva marca “Cherrola”, donde también hace sus clásicas remeras con frases. “Hoy en día las bandas generan un fanatismo desbordante, la gente se enloquece. Yo creo que el rock en otra época generaba escuchar la música y entender lo que transmitía. Ahora se está volcando a lo comercial, cuesta asumirlo pero finalmente todo es un negocio”, cuenta con gran convicción. -Pero esa tendencia a vos te sirve ¿O no?- -Que se use remeras de bandas a mí me viene bárbaro. Aunque debo reconocer que me da un poco de bronca que cualquiera las lleve. Antes losque escuchaban rock, era gente fiel a la banda. Hoy en día se usa andar con una remera de los redondos o del Indio, y quizás quien la usa nunca los escuchó y no sabe quiénesson.- Flor asegura que busca seguir sus convicciones: “Intento ir más allá, dejar mi esencia. Uso frases que hablan solas que tienen un mensaje que me identifica”. “No voy a lo comercial, a las típicas frases de la banda que escucha todo el mundo. A veces me piden y las hago, no me niego, pero sé que hay bandas que por más que me pidan mil no las voy a hacer”. Le pregunté con quién le gustaría trabajar, y me dijo que era una pregunta difícil. Tomó mate y me respondió: “Mi ídolo es Charly García, trabajar con él sería un sueño”. Y hace hincapié en que también trabajaría con bandas chicas pero muchas de ellas tienen un presupuesto acotado.“Si bien amo lo que hago soy consciente de que es un negocio. Me he quedado con ganas de algunos grupos, quiero ayudarlos pero tampoco puedo regalar mi trabajo”. Ya era de noche, miramos el grabador y había más de 1 hora de charla. A mí se me pasó rápido, espero que a ella también.

Algenia Producciones
Casa Rock
On Play
realidad
TMWlabs Development